Claudia Brant: ASCAP’S Composer of the Year

BY: TANIA GóMEZ

El pasado 20 de Marzo, Claudia Brant recibió el mayor reconocimiento que el  ASCAP Latin Music Awards entrega  anualmente a los compositores de música en español. Originaria de Argentina, su música ha atravesado América Latina, hasta llegar a los Estados Unidos, haciendo que la historia de su vida sea muy interesante.

Su trayectoria como compositora es impresionante y su carrera está llena de innumerables triunfos. Su versatilidad y talento extraordinario, le han permitido trabajar con los más famosos cantantes latinos, quienes recurren a ella  porque saben que sus canciones terminan siendo  grandes éxitos.  Nosotros tuvimos la oportunidad de entrevistarla…

Los Inicios

TG: Claudia ¿Cómo empezaste a componer canciones?

CB: En realidad yo empecé desde muy chica, pues desde siempre me ha gustaba la música. Mis padres me regalaron una guitarra de nylon cuando tenía seis años, que todavía la tengo guardada. Tomé clases y como no tenía hermanos, pasaba mucho tiempo sola y me entretenía con eso. Más que jugar, me encerraba en el baño a tocar, porque tenía mejor acústica y así me pasaba horas. Como a los  8 años empecé a escribir. Tengo carpetas y carpetas de hojas con canciones escritas a máquina, porque componer realmente me gustaba.

Si no iba a la escuela, me dedicaba a eso. Recién como a los 17 años, empezó a perfilarse como una cosa que quería tomar en serio. Sin embargo, por orden de mis padres me inscribí en la universidad, en la carrera de arquitectura. Por un lado me gustaba, pero por otro, ya me había empezado a hacer un nombre como cantante y me llamaban para grabaciones. Así que llegaba tarde a las entregas, sacaba 6 o 7 en los exámenes, pero era porque a mí lo que me gustaba en realidad era la música, aunque no me animaba a dedicarme a eso. Pero finalmente it took over. Como a los 20 años le dije a mi papá que no iba a ir más a la universidad. Lo intenté,  pero lo que hago siempre me fascinó, por lo que no tenía mucho sentido seguir resistiéndolo.

TG: ¿Cómo decidiste venir a los Estados Unidos y cómo lograste abrirte camino como compositora?

En Argentina ya me habían grabado algunas canciones, y cantaba jingles. Además había sido artista de Warner [Compañía disquera] y había ganado el Festival de La OTI en México, en 1991 y el Festival de Viña Del Mar, en 1994. Aunque tenía un cierto nombre como autora y me habían empezado a grabar algunos artistas, la realidad era que ya tenía casi 30 años y no tenía contrato con ninguna disquera. Tenía un currículo muy importante, pero estando en Argentina me resultaba muy difícil lograr algo a nivel internacional. Era un sueño imposible.

Al verme deprimida, un amigo me sugirió que viniera a Los Ángeles. “Aquí pasan tantas cosas y hay tanta gente, que deberías intentar” me dijo. Así que investigué e hice una lista de la gente que quería conocer y con quién quería trabajar. Cuando llegue acá fue muy lindo, porque aquí, con todas esas canciones inéditas y los premios, enseguida me atendieron en todos lados. Hasta me ofrecieron contratos y visa de trabajo. Yo en Argentina tenía a mi madre y a mi perro. Así que le dije adiós a mi madre, puse a mi perro en una jaula y junto con él me vine a los Estados Unidos. Todo indicaba que era the right move y a partir de ahí una cosa fue trayendo a la otra.

El Proceso de Composición.

TG: ¿Qué te inspira a la hora de  componer canciones?

CB: En realidad todo me inspira. Cuando estoy en writing mode puede pasar que en una conversación entre amigas alguien me diga algo y se me queda grabado; o lo escuche en la calle, o lo lea en una revista y de ahí nazca la idea principal para una canción.

Lo que he estado haciendo en los últimos años es escribir con el artista, si este escribe.  Es como hacer un estudio psicológico y meterme dentro de la persona antes de sentarme a escribir. Les pregunto cosas como: ¿Estás triste?, ¿Estás contento?, ¿Qué momento de tu vida crees que estás pasando?, Etc.

TG: Hablando de trabajar con los artistas ¿Con quiénes has trabajado a lo largo de tu carrera?

CB: ¡Uy!, para acordarme de todos…Con Luis Fonsi, Ricky Martin,  Jennifer López, Marta Sánchez, La Ley, Enrique Iglesias, Olga Tanón, Ednita, Paulina Rubio, Thalía, Anahí, Piwi, Los Rieleros del Norte, Graciela Beltrán, Chayanne, Playa Limbo, Sentidos Opuestos y muchos otros que han grabado mis temas, pero no trabajaron directamente conmigo.

TG: ¿Y con cuáles tienes o has tenido las experiencias más memorables?

CB: Pues me encanta trabajar con Luis Fonsi y Noel Schajris. Es fácil sentarme con ellos, porque ya son como familia. Gianmarco también. Ahora estoy trabajando con Natalia Jiménez y me parece muy talentosa, una intérprete increíble. Con Ricky Martín hicimos casi todo el álbum de “Más” y me parece un ser humano divino, con mucho talento y humildad. Beto Cuevas es también como mi hermano. Cada uno tiene su talento.

TG: ¿Cuántas canciones crees que has compuesto?

CB: No sé…2,000…2,500 talvez. ¡Muchas!

TG: Y de esas canciones, ¿cuáles han sido tus favoritas?

CB: Creo que “Yo no me doy por vencido” es una de mis favoritas por lo que significó para Luis y para mí. Además de ser una canción que ya se ha convertido en un himno. De hecho esa y las demás canciones en mi disco “Manuscrito”, son las que tienen un significado muy especial para mí.

El Gran Evento

TG: ¿Cómo fue haber recibido el premio ASCAP de la música latina como compositora del año?

CB: Fue increíble y muy emotivo. Mis hijos vinieron conmigo y Paul Williams, quien era mi héroe cuando era chica, me dio este reconocimiento. Mis amigos vinieron a acompañarme. Luis Fonsi vino desde Miami para cantar, Frankie J desde San Diego  y Noel desde México. Realmente fue inolvidable. El premio se lo dediqué a mis hijos y agradecí a todos los artistas que durante estos años han grabado mis canciones.

Pensamientos Finales

TG: Pareciera que ya has logrado todo en la vida. ¿Existen más metas que quieres alcanzar?

CB: ¡Por supuesto! Ahora mi próximo objetivo y en lo que estoy trabajando fuertemente es producir mis canciones con los artistas y mi otro propósito importante es hacer el crossover americano.

TG: Por último, ¿Cuál es la fuerza que te impulsa a seguir?

CB: Mi familia para mi es la base. Es chiquita, mis dos hijos y mi mamá, pero se expande a mis amigos, que son tan queridos que son como parte de ella. Eso es lo que me sostiene. Sobretodo mis hijos, porque todo lo que hago es para ellos y como siempre digo, ellos son los herederos del catálogo.

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

Leave a Comment