Illya Kuryaki & The Valderramas

¿En qué se diferencia el Illya Kuryaki and The Valderramas de los ‘90s a el Illya Kuryaki de los 2000, de ahora? 

Hemos pasado por transformaciones. Ya hay familia, ha habido divorcios, muertes de seres queridos, hay hijos, y todo eso nos ha llevado a crecer y a tener cambios, pero siempre la fe es lo que nos mueve. Y lo de ahora habla de eso, enfrentarnos a nosotros mismos. Enfrentarnos al lado humano que no nos gusta. Al lado humano que le pisa la cabeza a los demás, que mata y que extingue animales, que arruina la ecología, que quiere construir muros para dividir países. Esa es la clase de humanidad que no nos gusta y esa era un poco la sensación con este título. Algo que nos une a todas las religiones, y a la gente que no tiene religiones también, es justamente la fe como una necesidad de avanzar y agarrarnos de algo cuando estamos abajo de todo, en el pozo. Es un disco que está inspirado en ese momento y que te acompaña en ese momento. Es un disco desde una nueva fe, algunos le pondrán la cara que quieran a Dios, nosotros le ponemos la que nosotros queremos; para algunas personas Dios es Alá, para algunos es Buda, para algunos es Jesucristo, para algunos es Prince. Para nosotros es todo eso mezclado, es esa la sensación de ahora.

 

La música tiene un poder de influencia y transformación con nuestros sentimientos, con nuestras emociones, con nuestros estados de ánimo, y es un medio de transporte. ¿Hacia dónde nos quieren llevar con su música?  

Adentro. Los queremos llevar adentro. Adentro de cada uno. Estamos viajando y tocando mucho y creo que los conciertos y todo eso son una celebración de toda esa sensación. Esta el funk mezclado con las rimas y la intensidad de las canciones es más profunda, y es como una especie de festejo tribal. Es un poco eso, es celebrar la vida. Celebrar las cosas buenas que tenemos y estar en movimiento constante en búsqueda de mejorar. Pero básicamente, ¿a dónde queremos llevar a la gente? Es dentro de uno mismo, de ponernos en contacto más con el alma, también. Muchas veces el sistema nos empuja a que estemos detrás del consumo nada más, y de tantas cosas que no son las cosas más importantes de la vida -y eso también lo aprendimos teniendo la muerte muy cerca. Cuando murió mi padre, hace unos años, me di cuenta. Me di cuenta también que uno a veces se hace problemas por estupideces, por estar pensando en “cosas”, y los momentos más importantes y las cosas más importantes de la vida pasan por la gente que quieres, por las amistades que hiciste, por cuanto amaste a una mujer o a un hombre, o a tus hijos, y creo que nos conectamos con eso, con esa fuerza, la fuerza de volver a creer en eso, más que en el dinero.

 

Todos estos años con premios, nominaciones, viajando a tantos países con tanta gente que los admira, quiere, sigue y han pasado por varias generaciones. ¿Cuál es el polo a tierra que los mantiene conectados con la realidad? 

El polo a tierra es recordar de dónde uno viene, por todas las cosas que uno pasó, y mirar al de al lado, cómo está el vecino, cómo están nuestros pueblos en Latinoamérica, cómo está la calle, cómo está el mundo. Entonces ahí es donde tiene uno que bajar, hacer un cambio a la velocidad y decir: esto que está pasando es increíble, hay que disfrutarlo, hay que vivirlo bien, hay que vivirlo a pleno. Nosotros estamos muy conscientes de que estamos en un gran momento, que lo disfrutamos mucho, que disfrutamos viajando, y que la gente escuche tu música es una bendición. Al principio te decía, estamos muy agradecidos que podemos hacer lo que amamos y que la gente nos escuche, y viajar y poder vivir de eso. Obviamente las cosas lindas, como los autos lindos, ir a comer a lugares que estén buenos es divertido y está bueno, pero para nosotros el objetivo de la vida es otro; es desarrollar cosas buenas y generar a nuestro paso, dejar un lindo camino. Ese es nuestro paso para nuestros hijos y para toda la gente que se siente identificada con nosotros.

Por eso también salimos con la canción Gallo Negro, que es una de las canciones que está nominada por el video. El Gallo Negro representa eso, el gallo diferente. El gallo que tuvo que pelear para poder ser él, por ser diferente. Y el video también, es como llegar al Arca de Noé, donde hay gente de todas las razas mezclada, credos, y de alguna manera representa esa sensación de unidad por ser diferentes. Y eso es lindo, para nosotros como mensaje para los jóvenes que están creciendo y desarrollando sus caminos.

 

Ustedes fueron nominados en los primeros Latin Grammy Awards del 2000, luego en 2013 fueron nominados y ganaron, y ahora nuevamente fueron nominados en 2016. ¿Qué significan estas nominaciones en este momento, después de cómo han evolucionado? 

Todas las nominaciones son bienvenidas y el Grammy es el reconocimiento más importante de la industria de habla hispana, así que es increíble. Toda la experiencia que se genera también de estar ahí, los encuentros con los músicos, la fiesta, todo es increíble, es una locura.  Estas nominaciones son muy importantes porque nosotros somos una banda de alguna manera alternativa, y que la industria nos de esta caricia es súper importante. Tenemos el apoyo de Sony Music, y la verdad que estamos súper felices con estas nominaciones.

 

¿Se puede decir que tenemos Illya Kuryaki and The Valderramas para rato? O sea, ¿seguimos? 

Si. Illya Kuryaki no es una banda que se piensa separar. Sí, vamos a sacar discos solistas también, pero Illya Kuryaki no se separa más. Es una banda que va a seguir siempre. No sé, por ejemplo bandas como Los Fabulosos Cadillacs, Vicentico, que sacan discos solitas, discos de grupo, y creo que lo que también nosotros entendimos en el camino era eso. Que buscamos sentirnos bien y hacer el camino que tengamos que hacer, y no hace falta romper una cosa para crear otra. Hay espacio para todo.

 

Bueno, y ya para terminar. Para ustedes como agrupación, ¿qué les da ALEGRIA? 

Disfrutamos mucho obviamente cuando sale un disco a la calle, es un momento increíble. Y obviamente los shows en vivo, recorrer países, y la gente. La gente te pone realmente el premio de hacer música. Creo que eso, los conciertos y compartir toda esa energía, y la gente te comparte toda su energía también. ¡Es increíble! ¡Estar te gira es tremendo! Obviamente tiene su parte dura que son los aeropuertos, y los viajes, pero ya cuando uno llega y toca y arranca el concierto, todo vale la pena.

Por eso también salimos con la canción Gallo Negro, que es una de las canciones que está nominada por el video. El Gallo Negro representa eso, el gallo diferente. El gallo que tuvo que pelear para poder ser él, por ser diferente. Y el video también, es como llegar al Arca de Noé, donde hay gente de todas las razas mezclada, credos, y de alguna manera representa esa sensación de unidad por ser diferentes. Y eso es lindo, para nosotros como mensaje para los jóvenes que están creciendo y desarrollando sus caminos.

“The Black Crow (El Gallo Negro), represents that, it´s the rooster that is different from the others. The rooster that had to fight to be able to be himself, to be different. And the video as well, it is like going into Noah’s Ark, where there are people of all races and creeds, all mixed together, and it somehow represents that sense of unity for being different.”  

 

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

Leave a Comment